Entre las 22 playas de St. Barths o San Bartolomé, se destaca una: la playa de Shell beach. Es una de las playas más solicitadas del Caribe, una escala ineludible. La mayoría de los turistas y sobre todo cruceristas que llegan a San Bartolomé, todos tienen prisa ver esa curiosidad: una magnífica playa de conchas.

Shell Beach está orientada hacia el mar caribeño y a la vez al mar atlántico. Debido a una vida marina muy rica y las fuertes corrientes del mar, innumerables conchas se hayan depositados en la playa durante millones de años. Antes, las conchas cubrieron enteramente esa playa, pero tras el pasaje del ciclón Omar conchas y arena blanca se mezclan.

Shell beach presenta muchos encantos: arena blanca de una finura inigualada, dulces guijarros, y una agua turquesa y límpida que nos invita al baño… A veces los bares y restaurantes de la playa organizan fiesta. Así, turistas y jóvenes de la isla bailan admirando la majestuosa puesta de sol. Incluso en invierno, la gente viene para coleccionar conchas, especialmente los coleccionadores en busca de la concha única y rara.

La principal ventaja de Shell beach es la accesibilidad. Es la única playa fácilmente accesible desde Gustavia, la capital. Se halla a cinco minutos del centro y diez minutos de su barco. Hoy San Bartolomé se ha convertido en un lugar de predilección de las estrellas y multimillonario del mundo.