Ámsterdam es una de las ciudades más visitadas de Europa por muchas razones. Es un destino un poco más único y diferente de lo que buscamos por lo general ya que cuenta con un turismo muy jóven.

Es un destino que tiene variedades patrimonios históricos y culturales sin olvidar sus lugares pintorescos y curiosos. Si está preparando su viaje por allá, es mejor preparar por adelante lo que se necesita.
Entre las preparaciones, hace falta reservar su hotel cuanto antes para no perderse tiempo una vez llegada a su destino. Por eso, puede por ejemplo visitar Hotelesamsterdam.com o Exprimehoteles para mejor asistencia en su elección.
A parte de eso, hace falta obtener antes de viajar cuáles son los lugares de interés así que las visitas inevitables que merecen la pena visitar en Ámsterdam.
Entre estas visitas inevitables, tenemos por ejemplo el barrio rojo situado en pleno centro de la ciudad. Es un lugar pintoresco y turístico que atrae a muchas visitantes del mundo por sus curiosidades como sus escaparates, los coffeshop que ofrecen servicios únicos que no se puede pedir en otra parte del mundo. A continuación, este destino tiene monumentos y arquitecturas que forman parte de sus atracciones turísticas, tenemos por ejemplo la iglesia Oude Kerk, el edificio más antiguo de la ciudad construida en el año 1302. La particularidad de este Iglesia es su arquitectura a parte de su historia.
No es todo, otro interés que le espera en este destino único es el Museo Amstelkring. Como la Iglesia Oude Kerk, este museo es uno de los más antiguo de Ámsterdam. Fue construida hace 350 años. Por eso, tiene su historia a parte de su diseño impresindible que fascina a muchos turistas.
Por los afanes de parques, Ámsterdam tiene su parque más conocido que es Vondelpark. Atrae a más de 10 millones de visitantes cada año ya que es un lugar ideal para relajarse.