Es seguro que no imagine que Hong Kong disponía otra cosa que grandes edificios o rascacielos para seducir a los visitantes. Siempre pensamos que venimos en esta grande ciudad sólo para los negocios o para ir de compras. Pero esta ciudad mundial de negocios dispone de lugares en pleno naturaleza. Pues, descubre estos fascinantes sitios de Hong Kong.

Primera visita, el Monasterio de Po Lin que se encuentra en la isla de Lantau; todos los hongkonés visitan particularmente este monasterio durante el período del nuevo año chino para rendir homenaje a Buda, hacer unas ofrendas y agradecer. Agradecer por los favores concedidos del año pasado, y presentar deseos para el año que va viene. Un lugar lleno de serenidad. La segunda visita se debe al pueblo de Tai O, que se halla en esta misma isla de Lantau. Un pueblo de los pescadores que atrae no sólo numerosos visitantes extranjeros sino también visitantes locales. Se encuentra casas sobre pilotes para pescadores de cangrejos, de gambas y varios peces, crustáceos y mariscos que hacen la riqueza del mercado de calles.

Cuanto a las playas, una vuelta a la de Sai Kung es de rigor. Este lugar se halla en los Nuevos Territorios que está entre la ciudad de Hong Kong y la frontera china. Los Nuevos Territorios constan unos parques nacionales y ofrecen numerosas horas de caminatas en la montaña que verdece. En Sai Kung, hay que negociar un paseo a bordo de un pequeño sampan, un barco típico de las costas chinas. Playas naturales, costas rocosas para pescar o meditar, cada uno encontrará su felicidad en la bahía de Sai Kung que reúne una muestra de las 262 islas del territorio.

Pues, si preve un viaje hacia Hong Kong para negocios, piense en alargar un poco su estancia para visitar estos lugares impresionantes de esta famosa ciudad.