Las costas españolas son sin lugar a dudas un destino de buceo excepcional en el sur de Europa. Ofrecen, sin necesidad de cruzar con avión el océano,  unas aguas templadas con gran claridad que te permiten disfrutar de múltiples Reservas y Espacios Naturales Protegidos.

La Reserva Marina de las Islas Medas, se creó en 1990 con la finalidad de preservar la riqueza de sus bajos, convirtiéndose en una de las mejores representaciones de la biodiversidad mediterránea: corales, praderas de posidonia, estrellas de mar, barracudas… son algunas de las especies que podemos encontrar.

A unas 30 millas de la costa de Castellón, emerge el archipiélago de Columbretes, un enclave de gran valor ecológico formado por islas, islotes y peñascos  que bajo las formas sinuosas de cuevas y arcos lo hacen un destino ideal para la fotografía submarina.

Los fondos de Cabo de Palos e Islas Hormigas protegidos desde 1995, representan un refugio para casi todas las especies marinas mediterráneas. Las grandes cabezas de roca que ascienden casi hasta la superficie,  lo han convertido en un gran cementerio de barcos, destacándose como un punto estratégico de buceo para los amantes de los pecios.

Las costas de Tarifa en Cádiz, debido a su estratégica situación, sirven de paso a las especies marinas en sus migraciones. Esto hace que sea uno de los pocos lugares de España donde se pueden ver tortugas, además de otras especies como madréporas, centollos o peces tres colas. Esta zona es también de gran interés para el buceo por los restos arqueológicos marinos que descansan en sus fondos y que todavía se pueden visitar de la Batalla de Trafalgar.

Por último, el destino de buceo por excelencia en nuestro país, es la isla de El Hierro. Su origen volcánico, la escasa población y la asombrosa claridad de sus aguas con casi 50 metros de visibilidad,  hacen que este deporte se convierta en un auténtico espectáculo. En la Reserva Marina del Mar de las Calmas, se pueden ver especies tropicales como: peces globo, gallos azules, peces trompeta, corales negros… que hará las delicias de la fotografía submarina y de las inmersiones nocturnas.