croppedimage978380-sights-sydney-harbour-bridgeAustralia es un destino tan remoto como deseado para muchas personas. Su lejanía la ha mantenido durante años como un lugar exótico a la altura de sus paisajes y su fauna.

Hay muchas maneras de descubrir este país-continente, todo depende del tiempo y los recursos de que uno disponga.

Un país de vasto de grandes contrastes

En el imaginario colectivo Australia se asocia a largas extensiones de desierto y paisajes salvajes y a su fauna única en el mundo donde entre centenares de especies endémicas destacan los koalas y los canguros, muy numerosos en el país.

Entre los destinos de interés más conocidos, sus dos ciudades principales: Sydney con la emblemática Opera House y el Harbour Bridge y Melbourne con su ambiente cultural y cosmopolita. Se puede disfrutar de cruceros entre estas dos ciudades para explorar desde el mar la magnífica costa de Nueva Gales del Sur donde se concentra gran parte de la población.

Otros destinos que no deben faltar en la lista del viajero son el Ayers Rock o monte Uluru, la gran montaña sagrada de los indígenas australianos situada en el interior del país o la Gran Barrera de Coral en la costa noreste, donde contemplar el paisaje marino más rico e impresionante del mundo.

Australia en vacaciones

Para aquellas personas que planean un viaje inolvidable de corta estancia, es posible viajar a Australia con un visado de turista. Este visado permite al visitante permanecer en el país durante un periodo máximo de 3 meses, tiempo suficiente para recorrer las largas distancias que unen muchos de sus paisajes.

Para planear las vacaciones, debe tenerse en cuenta que Australia se encuentra en el hemisferio Sur y por ello, las estaciones del año no se corresponden a las de Europa o América del Norte. El verano en Australia empieza en diciembre y dura hasta febrero y su invierno corresponde a los meses de junio, julio y agosto.

Un destino a medio y largo plazo: estudiar y trabajar en Australia

Más allá de una visita puntual al país, muchas personas quedan prendadas por el estilo y calidad de vida que se respira en las ciudades australianas, especialmente en Sydney y Melbourne.

Por ello y por las posibilidades de obtener un visado que permita trabajar a los extranjeros durante periodos largos de tiempo, Australia se ha convertido también en una alternativa para trabajar o aprender inglés durante periodos más largos de tiempo.

Plataformas como GrowPro Experience asesoran a todas aquellas personas interesadas en realizar un cambio en sus vidas y emprender una experiencia en Australia ya sea para estudiar, trabajar o realizar ambas experiencias a la vez.

Ya sea a corto, medio o largo plazo, Australia no deja de ser un destino atractivo y un lugar excepcional para visitar y descubrir. La experiencia está al alcance de quien desee y se atreva a realizar un viaje que va a recordar para siempre.