Revolving Hotel Room

¿Creed esta cosa? Parece en un sueño, pero sí, es bien la realidad. El Museo Boijmans Van Beuningen de Rotterdam ha creada una idea insolita. Se trata de que una pareja pueda pasar un día en el museo y quedarse a dormir allí en una instalación a la vez una obra de arte y una habitación perfectamente equipada para pasar la noche. La obra es del artista belga Carsten Höller que se titula “Revolving Hotel Room“.

Como su nombre le indica consta con de tres plataformas circulares de cristal entre los cuales se reparten : una con la cama, otra con mesa y sillas y la tercera con armario y minibar- que giran con un movimiento perpetuo muy lento según un ritmo y una dirección preestablecidos. Cada noche la pareja puede ocuparla y tener el museo entero a su disposición desde las cinco de la tarde hasta el mediodía siguiente. Pero esta noche tan especial dejará de serlo cuando a las 11 de la mañana la pareja se vea rodeada por los visitantes del Boijmans Van Beuningen, ya que a esta hora el « Revolving Hotel Room » pasará nuevamente a formar parte de la exposición. Pues la mejor solución es de levantarse antes. Naturalmente incluye desayuno en la cama, cena y tentempiés nocturnos servidos por un mayordomo que se encarga de satisfacer cualquier deseo de los huéspedes. Y si se encuentran abrumados por la soledad nocturna, pueden escuchar música o bailar en las Flicker films series, dos videoinstalaciones de Höller que recogen actuaciones de grupos musicales africanos. Dormir en una instalación, en uno de los museos más importantes de Europa, rodeado de colecciones de obras maestras desde la Edad Media hasta hoy es una sueño. Pero para muchos es un sueño hecho. Y lo que es muy sorprendente es que entre las 90 noches disponibles en la Revolving room ya no quedan . Las plazas hayan agotado con mucha rapidez aunque las tarifas estaban entre los 275 y los 450 euros por noche.

The following two tabs change content below.

Alexia

Sedienta de descubrimiento desde su infancia, Alexia salta en la ocasión sin dudarlo, tan pronto como se trata de viajar. También pasa una parte de su tiempo libre alimentando este blog para ayudar a otros a viajar bien como ella. ¡Sigue los pasos de Alexia a través de sus artículos para descubrir el mundo!