El masonjoany el protector solar más natural, obtenido a partir de la raíz de una planta natural llamado santal  o Santalina madagascariensis cuyos cepa y raíz contiene aceite volátil muy perfumado.

Es un producto cosmética y de belleza natural que sirve de protección solar, limpiador y que elimina las manchas.

Se lo vende y se lo utiliza particularmente en la parte nordeste de Madagascar al estado puro y natural, ya que se puede encontrarlo el  mercado tradicional se lo compra por ramitas. El modo de empleo es muy particular, se lo raspa en una piedra fina para obtener unos polvos y después se lo mezcla con agua para obtener crema amarilla y dentro de unos minutos se debe aplicarlo rápidamente en la cara ya que se seca muy rápido.

Este producto tiene calidad protectora contra el sol y contra el calor. No se lo guarda largo tiempo en la cara, sino se puede quitarlo en cuanto se seque limpiando la cara con tejido de algodón suave para que se guarde la suavidad de la cara, el aspecto de la cara después de la aplicación es particular ya que el resultado es como un maquillaje de fondo natural.

Unas mujeres que tiene un talento particular lo pinta en la cara para obtener obras artísticas geométricas o imágenes de flores maravillosas.

Con el tiempo y con los experimentos, los científicos se dieron cuenta de la eficacia del producto como el protector solar natural lo transformaron en productos de bellezas y se lo vende desde hace ya unos años en las farmacias y en los salones de bellezas para que otras mujeres puedan aprovechar de este tesoro natural. Hoy en días en India las mujeres lo utilizan mezclándole con aceite para confeccionar ungüento y aplicarlo después en la cara.

Es posible que este producto se internacionalice y que las mujeres del mundo entero incluso las mujeres españolas puedan aprovechar de tales productos naturales.