El Mar Muerto es un lago endorreico muy fascinante. Está situado a unos veintena kilómetros al este de la ciudad de Jerusalén o  más precisamente entre las fronteras de Israel, Jordania y Cisjordania.Si hablamos de las especificidades del Mar Muerto, lo más intrigante es sin duda su quasi-salinidad porque su  concentración en sal es muy diferente de la salinidad normal de un oceano que uno puede flotar sobre el mar sin hacer más ezfuerzo.

Generalmente, el agua del mar tiene una salinidad normal de 2 o 4 por ciento aunque por su parte este mar exepcional tiene una salinidad al rededor de 27 por ciento que equivale a 275 gramo por litro y eso explica la presencia del sal hasta en las orillas del mar. También, se diferencia del agua del mar normal por sus composiciones; es rico en calcio, magnesio, potasio y bromo pero pobre en sodio, sulfatos y carbonato. Por eso es famoso por curar enfermedades de piel como el « psoriasis » , reumatismo ,…

Según la historia bíblica, fue un lugar apreciado por el Rey David y su lugar de refugio pero hoy en día se convierte en centro de atracción turística por sus principales balnearios que ya existían desde hace tiempo pero que todavía, se puede apreciar en su costa Oeste en Ein Gedi.

A parte de eso, allí se puede apreciar sin moderación el beneficio de un spa con los barros naturales  compuestos de minerales de calidad del mar.

Entonces el Mar Muerto es de verdad beneficioso para todos los que le visitan no sólo por el viaje y el paisaje sino también por todos los beneficios que llevan el mar. Es aconsejado un viaje en familia , entre amigos o porque no un viaje de novio en el lago « Mar Muerto ».