Disfrutar de la playa durante cualquiera estación del año es casí imposible a lo que sabemos. Pero sí, era posible en Japon en el tiempo con su playa artifical, o precisamente el parque acuático más grande del mundo  conocido bajo su nombre: el « Seagaia Ocean Dome ».

Está situado en Miyazaki y ofrece un paisaje tropical magnífico a parte del mar que no se difere del mar natural.  Mide 300 metros de longitud y 100 metros de ancho las cúpulas de este mar y por eso fue incluido en el Guinness World Records.
Mientrás que se encuentra a sólo 300 metros de una playa natural, siempre hagan la felicidad de los japoneses y los turistas pasar tiempo por allá ya que era una playa que se puede disfrutar durante los 365  días del año, con el cielo siempre azul, sin polución que puediera molestar.
Por lo de la temperatura, siempre se llevó a cabo en torno al 30 grados centígrados y el agua a alrededor de 28, un ambiente ideal para hacer actividades nauticas o simplemente relajarse en las fines arenas admirando las paisajes. Una actividad que se podía muy bien hacer por allá era el surf gracias a las perfectas olas.
No es todo, los diseñadores de este Dome han pensado a los pequeños detalles que han puesto un autentico volcán, claro artificial para ampliar los paisajes. También este parque tiene un techo retráctil más grande del mundo que toma el lugar del cielo azul, eso de forma permanente.
Cabe notar que abrió sus puertas en 1993 y tuvo el punto máximo de sus visitantes en el año 1995 con 1,25 millones al año. Lamentablemente, se cerró oficialmente en el 01 de Octubre de 2007 para renovación parcial y cambio de marca de la estación.