La crisis y el cambio de hábito de la sociedad consolidan las escapadas cómo uno de los productos estrellas de las agencias de viaje.
Después de más de 5 años de crisis los catalanes están cambiando su hábito de consumo de vacaciones acortando cada vez más los días qué pernoctandurante sus vacaciones, buscando destinos más cercanos y bajando el gasto medio diario durante sus vacaciones.
A todo esto se suma el factor de la desestacionalización de las vacaciones que no va relacionado con la crisis sino con un cambio cultural de la sociedad contemporánea catalana.
Estos 4 factores son claves para entender una nueva forma de consumo del tiempo de ocio. Un buen ejemplo de todo ello son las escapadas que se han convertido en estos últimos años en uno de los productos estrellas de la mayoría de agencias de viajes.

Ya no sólo se contempla unas vacaciones en verano, sino que se busca la desconexión durante diferentes épocas del año mediante las escapadas, un producto económico, cercano y con valor añadido.

Algunas de las escapadas más típicas de consumo masivo pueden ser:
Hotel + Caldea: Aprovechando las buenas comunicaciones con el principado, muchos catalanes se desplazan hasta Andorra para poder disfrutar de una escapada de wellness & relax con las magníficas instalaciones de Caldea.
Hotel + Entrada a Port Aventura: Una de las escapadas más típicas y que tienen siempre el éxito asegurado. El parque de ocio de PortAventura se ha convertido en el motor de generación de ocupación en los hoteles y apartamentos de la Costa Daurada.
Hotel + Rafting: Aprovechando el tirón de este deporte de aventura de baja dificultad y alta emoción, los hoteles del Pirineo nos ofrecen escapadas fuera de temporada alta, para poder mantener sus establecimientos abiertos durante todo el año.
Y es que ya no importa el dónde sino el qué. La actividad complementaria en la escapada es la que coge fuerza en el proceso de decisión de la compra y el hotel pasa a ser complementario en la escapada. Es importante seguir el rastro de esta tendencia, y proponer nuevos productos turísticos en base a nuevas actividades y motores de generación de ocupación.