Partimos desde la villa de Nerja rumbo hacia el Este para visitar Aguadulce, localidad perteneciente a la ciudad almeriense de Roquetas de Mar.

Situada entre la propia Roquetas de Mar y Almería, muy cerca de Vícar y El Ejido, nos encontramos con este magnífico enclave muy propicio para el turismo de toda la vida. El de sol y playa.

El origen de su topónimo se lo debe Aguadulce a los manantiales de agua dulce que brotaban cerca de la orilla del mar en una zona cercana al actual puerto deportivo. Esos manantiales no existen en la actualidad  por haber sido cegados debido a las construcciones de la zona. Se cuenta incluso que esos manantiales brotaban dentro de la misma agua del mar dando al agua del Mediterráneo un curioso sabor a « agua dulce ».

Salimos del Mar para sumergirnos en las aguas de un Spa de lujo en las instalaciones del Hotel Wellenss & Golf. Nada mejor que relajarse en medio de la naturaleza con vistas a su verde campo de Golf.

Es un hotel muy recomendable para viajes de incentivos, reuniones y convenciones al contar con 7 amplios salones totalmente equipados con una capacidad máxima hasta 500 personas. Dispone del mayor centro Wellness de Andalucía con 5000 m2 donde ofrecerles múltiples terapias, tratamientos estéticos y de vitalización.

Retornamos a Nerja con un excelente sabor de boca tras visitar tierras almerienses, a menos de dos horas de la localidad malagueña.

Jose – Sobre Nerja