Sudamérica es muchas cosas, paisajes exuberantes, de distintos colores, desde calor húmedo hasta el frío pasando por el desierto y subiendo a sus altas montañas, el sur de nuestro continente esconde un mundo de diferentes imágenes, gentes y sabores.
Un lugar encantado lleno de misticismo, leyendas e historia. Todavía repleto de cosas por descubrir.
Sudamérica desde hace  muchos siglos atrás ha sido el “granero del mundo” donde conviven un sin fin de cereales y alimentos que la agricultura produce hoy de manera controlada. Maíz, trigo, la tan apreciada soya o soja y tantos otros por redescubrir.
Este es el caso de tres cereales que hoy están en boga apreciados por su contenido nutricional y fácil cultivo; la quínoa, chía y amaranto. Los invitamos a dar un paseo por sus beneficios nutricionales.
Quínoa
Las grasa que contiene son Acido linoléico (Omega 6), lo cual es excelente para tu salud.
No contiene gluten.
Contiene Fitoestrógenos que ayudan a prevenir la osteoporosis y otras algunas alteraciones que producen la menopausia, favoreciendo la circulación sanguínea y la actividad metabólica de tu organismo.
Del peso de la semilla de Quínoa el 16 y 20 % lo constituyen las proteínas, “todos los aminoácidos”, incluso aquellos que son esenciales y que tu organismo es incapaz de fabricar y que debe ingerir a través de los alimentos. Las proteínas cumplen una función única, ya que están involucradas en la formación de células, tejidos y órganos; es decir el fundamento de la vida.
El  6% del peso del grano, corresponde a fibras o sea que te ayuda a regular el colesterol, la flora intestinal y tu metabolismo.
Tiene muchos hidratos de carbono eso significa grandes cantidades de “energía” que se libera lentamente. También podemos encontrar minerales como Calcio, fósforo, magnesio, potasio, zinc, cobre, hierro y litio. Vitaminas del complejo B; Tiamina, Riboflavina, Niacina y B9, Acido Fólico. Vitamina C y E.
La quínoa es un alimento tan completo que la NASA la ha utilizado en sus programas espaciales como alimento para sus astronautas.
Su sabor es muy suave parecido al arroz, de hecho se tiende a utilizarlo en recetas que lo remplacen o “junto con el” (vea Camarones con quínoa y aceitunas). Su textura son como pequeñas gotitas que a penas explotan en el paladar una muy agradable sensación.

Chía
Típico alimento utilizado por mayas y aztecas. También se daba más al sur en países como Bolivia.
Es la mayor fuente vegetal de ácidos grasos Omega 3. Contiene antioxidantes, proteínas, aminoácidos, vitaminas, minerales y fibra.
Es una de las fuentes de proteínas utilizadas por las personas vegetarianas que les permite remplazar las proteínas que consumimos a través de la carne.
No contiene gluten lo que la hace apta para celíacos y de fácil digestión.
Sus semillas se pueden consumir solas o incorporadas a otros alimentos. Es una importante fuente de energía. Ayuda a controlar los niveles de colesterol y la tensión arterial, ayudando a la salud cardiovascular. Ayuda a controlar el apetito.
Ideal para los diabéticos pues les ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre.

Amaranto
Es una planta maravillosa ya que tanto las hojas como las semillas son de un alto valor nutritivo.
Las hojas tienen más hierro que las espinacas. Contienen mucha fibra, vitamina A, C así como Hierro, Calcio y Magnesio.
Algunos especialistas advierten que si usamos el Amaranto como verdura hemos de hervirlo ya que, sobre todo en terrenos con poco agua, las hojas pueden contener altos niveles de oxalatos y nitratos.
Es un alimento que en algunos aspectos se parece a la leche ya que es rico en proteínas y contiene calcio y otros muchos minerales.
Tiene un alto nivel de proteínas, que va del 15 al 18 % pero además lo interesante es su buen equilibrio a nivel de aminoácidos y el hecho de que contenga lisina que es un aminoácido esencial en la alimentación humana y que no suele encontrarse (o en poca cantidad) en la mayoría de los cereales.
Contiene entre un 5 y 8% de grasas saludables. Destaca la presencia de Escualeno, un tipo de grasa que hasta ahora se obtenía especialmente de tiburones y ballenas.
Su cantidad de almidón va entre el 50 y 60% de su peso. La industria alimentaria esta estudiando sus características ya que parece ser que puede ser un buen espesante.

Pero mucho mejor que leerlo ¡es disfrutarlos! Por eso te invitamos a saborear en nuestros restaurantes de platos gourmet que hoy se preparan con estas plantas ancestrales, o tu mismo puedes comprarla y prepararlas acá te dejamos unas páginas para que visites y puedas comprarlas y aprender a cocinarlas. Planificar es la receta para incorporar a la salud de tu familia un viaje sabroso y nutritivo para el paladar.

www.facilfood.cl / www.facebook/emporioquinoa / www.amaranto.cl /

Ofertas de hoteles en Peñiscola con http://www.hotelesmediterraneo.com/