Cuando uno se decide a viajar por el mundo, siempre tiene en cuenta las recomendaciones de monumentos y espacios naturales que aparecen en las guías. Lo cierto es que hay ciudades donde es imposible no visitar alguno de sus jardines urbanos. Aunque suene raro así al principio, forman parte de cualquier ruta turística. Desde aquí, queremos dar protagonismo a tres parques que, pase lo que pase, si viajas hasta la ciudad donde están, no podrás obviar.

Pensemos por ejemplo en Nueva York. Es imposible que no te acerques hasta la isla de Manhattan para descubrir su skyline, o por Broadway para ver cuáles son los musicales y teatros en cartelera. Imposible es también que no hagas alguna compra y pasees por la Quinta Avenida. Pero ¿qué nos está faltando? Sin duda, Central Park.

Situado en la propia isla de Manhattan, este parque urbano es uno de los más famosos de todo el mundo. Su rectangular forma es ya parte de la imagen de Nueva York en la mente de todo turista que se precie y que quiera llegar a descubrir la Gran Manzana. El comienzo de su construcción se sitúa a mediados del siglo XIX, cuando poetas, arquitectos y gente influyente del momento levantaron las voces para apoyar la necesidad de que los neoyorquinos tuvieran un espacio abierto en el que poder pasear, desconectar del ritmo de la propia ciudad y dotarla de un proyecto arquitectónico único.

Otra ciudad que inspiró incluso a la anterior es Londres. Hyde Park forma parte de los considerados Parques Reales de Londres y es uno de los que ha inspirado a la gran mayoría de espacios naturales urbanos que han sido construidos más tarde por todo el planeta. En el caso de Hyde Park. Quizás es uno de los más versátiles que encontrarás ya que podrás disfrutar sea cual sea tu hobby. Natación, paseos, naturaleza, monumentos, espacios para patinar (en invierno incluso sobre hielo), equitación, tenis… Desde luego quien no se entretiene en este espacio no será por falta de opciones. Desde que falleciera la Princesa Diana, su fuente es una de las más visitadas de todo el recinto.

Hablar de parques urbanos y no pararnos en el Retiro de Madrid sería también un error. Hay que diferenciar entre lo que son los Jardines del Buen Retiro, que datan del siglo XVII, con lo que hoy en día es considerado el Parque del Retiro. De ese primer momento data también el Palacio del Buen Retiro y numerosos edificios que sirvieran para la propia Corte. No obstante, debido a todos los acontecimientos que tuvieron lugar desde entonces, hoy en día pasearemos por un espacio que ha sido numerosas veces modificado hasta ser como es hoy. Sin duda es uno de los pulmones de la capital española y uno de los destinos de miles de turistas que cada día pasean por la ciudad. Su lago, el paseo de las estatuas o cualquiera de las fuentes que podrás visitar son unos de sus principales atractivos.

Una de las principales ventajas a nivel turístico de estos espacios es que la entrada es gratuita y allí podrías pasar incluso un día completo para poder disfrutar al máximo de todo. Si tu presupuesto es ajustado, desde luego es una gran noticia ya que podrás ahorrarte el plan de un día prácticamente entero, al igual que si reservas tus vuelos con agencias especializadas como es el caso de Travelgenio.

Estamos seguros de que cualquier ciudad tiene un espacio parecido al que hemos nombrado, así que no lo dudes y búscalo en las guías. No te defraudarán.

Autora invitada:Vicky de Travelgenio