habana-vieja

La Habana es una de aquellas ciudades que hay que ver una vez en la vida. Hoy en día, dada su cada vez mejor situación política, resulta más obligado si cabe incluir la capital de Cuba como uno de los destinos más atractivos de América. De hecho, también es opción habitual de diversos cruceros que recorren el Caribe.

Hablar de la Habana es hacerlo de una de las capitales con más historia del mundo. Recorrer la ciudad vieja es trasladarse en el tiempo y sucumbir a un gran encanto. Su origen colonial sigue muy vivo (como en toda Cuba) y este factor aún es muy visible en muchos ámbitos, pero sobre todo el arquitectónico. Las casas de la Habana antigua son por lo general bajas, pintadas de colores llamativos, y humildes. Combinadas dibujan un paisaje arquitectónico maravilloso.

En esta parte de la ciudad no te cansarás de andar ni de adentrarte en los estrechos callejones que la conforman, así como entrar en los numerosos comercios a pie de calle con artesanías y otros objetos. Es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, así que te animamos a conocerla al dedillo. Si no sabes por dónde empezar, hazlo por la Plaza Vieja. Es uno de los centros neurálgicos de la capital cubana.

Conociendo la Habana

Al hablar de lo mejor de la Habana, una ciudad única en el mundo, es el Malecón. No sabemos si has viajado por Centroamérica o Sudamérica. En el caso de ser así, debes saber que el malecón es como el puerto, entendido como el paseo marítimo, la playa, etc. Por lo general los malecones son sitios con mucho ambiente y buena oferta gastronómica, así como el enclave ideal para pasarlo bien de noche. La Habana, en este sentido, no iba a ser menos. Puede ser un sitio perfecto para pasear y dejar que te toque la brisa marina habanera.

Lo último que debes preocuparte de visitar en la Habana son sus edificios. Al ser una ciudad con tantos siglos a sus espaldas y por la que han pasado tantas culturas. Te recomendamos que apuntes nombres como el Capitolio, una construcción que te transportará sin duda al que puedes encontrar en Washington DC; el Castillo de la Real Fuerza, fortaleza del siglo XVI que constituye uno de los edificios defensivos más importantes del país; la Catedral de la Virgen María de la Concepción Inmaculada, que es el edificio religioso más visible de la ciudad.

¡Ah! Y no te olvides de disfrutar en bares y discotecas cuando caiga el sol. Si algo saben hacer los cubanos es pasarlo bien. Muchos locales ofrecen música en directo mientras te tomas un mojito, o incluso puedes arrancarte a bailar alguno de los bailes típicos de la zona como la salsa o la Rumba. Como puedes ir comprobando, la capital de Cuba tiene de todo. Durante el día puedes hacer turismo cultural en barrios de belleza indescriptible, o incluso darte un chapuzón en las costas del norte como en la zona de Playa de Este. Y por la noche, prepárate para un ambiente incomparable.

atractivos-de-la-habana